Como aportar calcio a plantas y hortalizas

El calcio es un elemento necesario para el buen desarrollo de nuestras plantas y de nuestras hortalizas. Por lo tanto fundamental tenerlo en cuenta y aplicarlo, si fuese necesario, tanto a nuestra huerta, a nuestro jardín o a nuestras plantas ornamentales.

Las funciones del calcio en las plantas:

  • Participa en los procesos de absorción de otros nutrientes.
  • Fortalece la estructura de la pared celular.
  • Participa en los procesos hormonales
  • Protege a la planta cuando este está sometida a estrés por altas temperaturas. 
  • Protege a las plantas contra algunas enfermedades. sobre todo las producidas por hongos y bacterias.

El calcio está considerado un nutriente de carácter secundario. Los nutrientes secundarios son aquellos nutrientes que las plantas necesitan en menor cantidad para su correcto desarrollo. El nitrógeno, el fósforo y el potasio son primarios. Esto quiere decir que las plantas consumen una gran cantidad de estos nutrientes en algún momento de su desarrollo y por lo tanto son imprescindibles.

Pero con ello no quiero decir que el calcio, junto con otros como el magnesio, al estar considerado como elemento secundario no sea necesario y no efectúe una labor muy importante en el desarrollo de nuestras plantas y hortalizas. Es por ello que su aporte y presencia en el suelo es muy importante.

¿Cómo saber si nuestro suelo tiene deficiencia de calcio?

Lo primero que tendría que decir al respecto es que no conozco a nadie, de toda la gente que me rodea que tiene huerta o jardín, que hiciese, en algún momento de su vida, un análisis de suelo para saber si en él hay calcio o no. Tampoco de ningún otro elemento.

Un uso responsable del suelo, con la incorporación de compost o estiércol de origen animal; vaca, caballo, conejo. Y una rotación de cultivos es, a mi modo de ver, más que suficiente para mantener una producción adecuada y autosuficiente.

Pero dicho esto, sí hay formas de identificar las deficiencias de nutrientes y el calcio no va ser menos. En las funciones del calcio está la de fortalecer la estructura de la pared celular. Por lo tanto cuando tenemos hojas jóvenes con malformaciones o frutos con pudrición apical, como puede ser el caso del tomate o el pimiento. O cuando observamos quemaduras apicales en la lechuga. Podríamos decir, casi sin posibilidad de error. que estamos aten un caso de falta de calcio.

Pero ojo, no tiene que ser por deficiencia del mismo en el suelo. También podría suceder que, aun teniendo una gran cantidad de calcio en nuestro suelo, las plantas no lo asimilasen por tener un alto volumen de magnesio y potasio, o cuando hay un aumento de la transpiración por altas temperaturas, entre otros factores.

Pero una vez que hemos identificado las funciones del calcio y las posibles consecuencias vamos con lo principal de este post.

¿Cómo aportar calcio a nuestro suelo?

Lo primero que tenemos que saber es que el agua contiene calcio y que si utilizamos agua procedente de un pozo y estos son profundos tendremos muchas posibilidades de que esta tenga una alta concentración de calcio. El agua de lluvia por el contrario no.

Para que te sirva como referencia. Si el agua con la que riegas es blanda, menor concentración de calcio. Pero si por el contrario tienes un agua dura la concentración de calcio será mayor. Por lo que seguro que será mucho más fácil analizar tu agua o averiguar cuál es la dureza de la misma que analizar el suelo de tu huerta o jardín.

Pero si quieres hacer un aporte extra de calcio de una forma natural y económica aquí te dejo este vídeo en el que te muestro cómo aportar calcio a nuestras plantas y hortalizas con cáscara de huevo. Y no sólo eso, porque también podemos utilizarla para otras funciones muy interesantes. No te pierdas el vídeo.



Síguenos en Facebook  o suscríbete a nuestro canal en YouTube


Comentarios

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Blog miembro de: