Cultivando salud, plantas medicinales en el huerto

Uno de los principales motivos por los que tengo un huerto es por puro placer. Porque me gusta y porque disfruto haciéndolo. Pero el otro es porque puedo disfrutar de  productos de calidad y totalmente ecológicos que cultivamos nosotros mismos.

Pero además de las cualidades nutricionales que muchas de las hortalizas, plantas y frutales que cultivamos en nuestro huerto también podemos beneficiarnos de las propiedades medicinales que esconden en su interior.

La utilización de plantas para usos medicinales se remonta a tiempos inmemoriales y fueron utilizadas por diferentes culturas y pueblos y hoy en día se siguen utilizando. Pero no sólo en remedios caseros si no que muchas medicinas elaboradas por prestigiosos laboratorios utilizan plantas para la elaboración de medicamentos muy extendidos entre nuestra sociedad.

Hoy voy a hablaros de algunas de esas plantas y de sus beneficios para la salud. Pero no sin antes recordaros que siempre es aconsejable la consulta a un médico antes de utilizarlas. Sobre todo para tratar afecciones graves o que persistan en el tiempo. Siempre es bueno tener un diagnóstico previo ya que una vez identificado el problema por un especialista podremos elegir la mejor forma de ponerle remedio.

En esta primera entrega descubriréis plantas que ya conocíais por ser habituales en nuestra dieta, pero en esta ocasión no vamos a hablar de sus capacidades culinarios si no que intentaremos descubrir otras cualidades ocultas entre sus tejidos.

Hojas, raíces o frutos son algunas de las partes que podremos utilizar y lo haremos de diferente forma: infusión, maceración, cataplasma, tintura etc. Muchas fórmulas y remedios se trasmiten de padres a hijos y la sabiduría popular está llena de estos ungüentos que a mucha gente le han servido para aliviar determinadas molestias físicas o psíquicas.

En este post no quiero  entrar en los diferentes preparados y me  limitaré a citar algunas de las propiedades de las plantas seleccionadas para que las conozcáis y que si alguno/a está interesado/a en preparar algún remedio con alguna de estas plantas se informe previamente de cuáles son las posibilidades y fórmulas. Hay libros especializados sobre el tema elaborados por profesionales de prestigio que seguro pueden ayudaros mucho mejor que yo. Y es que cuando se trata de temas de salud lo más importante es la seguridad.


Empecemos con las primeras plantas y con la primera entrega de esta serie de post de "Cultivando salud, plantas medicinales en el huerto:

Consuelda media (Ajuga Reptans): pertenece a la familia de las lamináceae. Es una planta herbácea perenne cuyo tallo puede medir hasta 30 cm de altura y con flores de color azul que se agrupan en forma de racimo. Es una planta muy extendida por toda la geografía española y se pueden utilizar todas las partes de la planta, salvo las raíces, para realizar diferentes remedios.

Entre alguno de sus usos más frecuentes está el tratamiento de la diarrea, o el de las hemorroides y para heridas o úlceras y también para determinadas irritaciones bucales.


Ajo (Allium Sativum): qué os voy a contar sobre el ajo. Uno de los principales productos hortícolas por excelencia y con presencia en gran parte del mundo. Cultivado en cualquier huerta de cualquier país está omnipresente en todas las cocinas de medio mundo. Pertenece a la familia de las liliáceas, es una plana que se siembra sobre todo por su interés culinario y que además tiene muchas propiedades medicinales utilizando el bulbo como remedio para el tratamiento de la hipertensión, de las infecciones o de las afecciones pulmonares.

También se puede utilizar en el huerto como un potente insecticida para prevenir plagas o eliminarlas cuando están en una fase inicial y éstas no son demasiado invasivas. Sólo tienes que dejar macerar los dientes de ajo, previamente picados, en agua durante 24 horas en un recipiente tapado con un paño y pulverizar después la planta a tratar.

En el siguiente vídeo podéis ver como sembrar los ajos en vuestra huerta de la mano de María Luisa, una auténtica profesional con más de 50 años de dedicación al huerto en Galicia.



Espárrago (Asparagus Officinalis): quién no ha probado alguna vez una yema de espárrago triguero salteada con un poquito de aceite de oliva y ajo. Si es que de sólo pensarlo se me hace la boca agua. Planta herbácea perenne de la familia de las Liliáceas cuya parte más sabrosa, culinariamente hablando, son las yemas. Pero a la hora de resaltar sus propiedades curativas tenemos que fijarnos en lo que no se ve a simple vista, el rizoma, lo que muchos conocemos como garra. Se suele utilizar en decocción o tintura para tratar afecciones como la obesidad o la pérdida de apetito.

Es un alimento rico en vitamina B1 y B2 entre otras, así como en hierro y calcio. Por lo que muy recomendable para mantener una dieta equilibrada.



Mostaza Blanca (Sinapis Alba): Estamos ante una planta anual perteneciente a la familia de las Crucíferas. Sus flores son de color amarillento. Es una planta que no requiere de suelos muy abonados pero sí que tienen que tener un buen  drenaje. Pudiendo encontrarlas incluso en muros o caminos.

Se puede cultivar a pleno sol o en semi-sombra prefiriendo temperaturas frescas. Es una planta perfecta para cultivar en climas fríos ya que es bastante resistente a las heladas.

La parte que se utiliza son las semillas y su uso habitual, además del culinario, es para el tratamiento del estreñimiento.

Caléndula (caléndula officinalis): Esta preciosa planta, perteneciente a la familia de las compuestas y que se cultiva generalmente como planta ornamental, la podemos encontrar en numerosos lugares, bien por su cultivo en huertas y jardines o por su crecimiento de forma espontánea. Es una planta que no requiere excesivos cuidados siempre y cuando respetemos una serie de normas como: el exceso de humedad, que no le gusta, y un suelo que tenga un buen drenaje. Le gusta la exposición directa al sol y resiste temperaturas bajo cero siempre y cuando no superen los -4 o -5 grados.

Si queremos una planta llena de flores durante un largo período de tiempo, abonar en el período de floración y retirar las flores marchitas.

Para sus uso como planta medicinal se utilizan todas las partes de la planta y se pueden utilizar frescas o una vez secas. Sus usos son variados y entre otros la podemos utilizar para enfermedades como la gripe o el resfriado, para quemaduras, inflamaciones cutáneas o verrugas.

En la huerta, podemos plantarla entre nuestros cultivos ya que además de dar un toque de color actuará como repelente de insectos.

Limonero (citrus limón): Aquí ya damos un pequeño salto ya que más que una planta estamos ante algo más grande. Pertenece a la familia de las Rutáceas y es un árbol de origen asiático cuyo cultivo está sobre todo extendido por toda la zona mediterránea.

Utilizado en multitud de industrias como la pastelera, la licorera etc. Está también muy presente en nuestra dieta y quizás es uno de los productos más utilizados a la hora de elaborar remedios caseros. Incluso me arriesgaría a decir que uno de los más seguros. Y es que, ¿quién no preparó alguna vez un zumo de limón caliente con miel? para aliviar las irritaciones de garganta. O ante la falta de alcohol utilizamos un limón para desinfectar una herida.

Las partes que se utilizan son los frutos, tanto la piel como el zumo y tiene propiedades digestivas, depurativas y balsámicas entre muchas otras.

El limonero es un árbol que podemos cultivar tanto en el huerto como en maceta y para este último caso os dejo un post que publicamos en el blog hace algún tiempo que puede interesaros. Pincha AQUÍ  para verlo.


Y esto es todo por hoy. En próximos post seguiremos hablando de otras plantas y árboles que pueden ayudarnos a mantener un buen estado de salud. Pero no quiero cerrar este post sin ser un poco pesado y recordaros que antes de preparar cualquier remedio casero informaros bien antes y sobre todo ser prudentes. Hasta el próximo post.

Si queréis informaros más profundamente sobre este tema os recomiendo un libro muy interesante que seguro os ayudará a conocer y descubrir cosas nuevas sobre este tema tan apasionante.
"El libro de las Hierbas medicinales" de Tina Cecchini y con la colaboración de Bernardo Ticli


Síguenos en Facebook  o suscríbete a nuestro canal en YouTube. Las dos opciones son gratuitas.


Nos GuSta la hUerTa



Comentarios

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Blog miembro de: