Por qué podar nuestros árboles frutales

No quiero decir con este post que sea imprescindible podar ni que tengamos que aplicar estos consejos a todos los árboles frutales. Pero sí que en algunos tipos de frutales sí es conveniente hacerlo. Manzanos, kiwis o peral son algunos de los que yo podo.

Otros como los ciruelos, sólo lo hago si es estrictamente necesario. Un claro ejemplo sería el riesgo de que alguna rama se pueda quebrar o que tenga que evitar la propagación de alguna enfermedad o que alguna parte esté dañada por algún motivo.

De todas formas, ya sabes que en esto de la huerta no hay nada escrito y que cada maestrillo ...... y que estamos hablando de mantener árboles para autoconsumo donde prima la calidad sobre la productividad. Y la calidad no siempre va en el tamaño y el aspecto visual de la fruta. Y en esto supongo que estarás totalmente de acuerdo conmigo.

Dicho lo cual!!!!!

Aireación. Árboles con mucha parte leñosa lo que provocará un exceso de ramas con hojas y con la poda vamos a favorecer la aireación en el centro del árbol y también vamos a favorecer la llegada de los rayos del sol. Esto va evitar que el árbol tenga problemas con algunas enfermedades provocadas por la falta de luz y la humedad.

Producción. Vamos a eliminar ramas que estén dañadas. También si tenemos un exceso de ramas de hoja. Con esto evitaremos que esas ramas dañadas, o que no son necesarias, consuman recursos que serán destinados a la formación de la fruta. Lo que llevará consigo, más fruta y de mayor tamaño. Esto es recomendable sobre todo cuando tenemos árboles viejos que producen mucha fruta pero de un tamaño muy pequeño. Por  poner un ejemplo.

Formación. En árboles jóvenes es conveniente en los primeros años hacer una poda para dar forma. Cortando ramas que estén demasiado cerca del suelo y que dificulten el poder andar o moverse con comodidad debajo del árbol. Eliminaremos ramas que crecen hacia abajo y también realizaremos una poda de formación cuando no queremos que un árbol crezcan demasiado en altura.

Equilibrio. En ocasiones tenemos que buscar un equilibrio entre las yemas de hoja y las yemas de fruta. Ya que si buscamos una alta producción, con un buen tamaño de la fruta a recolectar. Este equilibrio está bastante relacionado.

Lugar de cultivo. Este punto lo pongo porque somos muchos los que cultivamos nuestros frutales en maceteros. Y aquí sí o sí una poda es imprescindible, porque si no crecería mucho la copa del árbol y en consecuencia sus raíces y esto no permitiría que el árbol creciese acorde al recipiente en el que los estamos cultivando.

En el siguiente vídeo os muestro la poda de un manzano joven al que voy a dar una poda de formación. La poda de formación, tal y como os comentaba, se realiza durante los primeros años de vida y la de, llamémosle, de fructificación, se realizará cada año o cada dos años, dependiendo un poco del vigor que tenga el árbol.

Yo tengo árboles que llevan sin podar más de 5 años y dan muchísima fruta. Pequeña sí, pero no siempre el tamaño es importante. Y ahora os dejo con el vídeo de la poda. Un saludo y hasta el próximo post.



Síguenos en Facebook  o suscríbete a nuestro canal en YouTube

Fuente foto flor manzano aquí
Fuente foto peras aquí

Comentarios

Blog miembro de: