Cómo conseguir una colección de suculentas

Tener un gran jardín lleno de plantas, árboles, y un pequeño huerto es quizás el sueño de todo amante del mundo vegetal. Poder disfrutar de la belleza de una orquídea o del majestuoso porte de una palmera. Es, sencillamente increíble. Pero esto no está en las manos de todo el mundo. Hace falta tener un terreno en el que instalar el jardín. Disponer de tiempo y dinero para mantenerlo en buen estado etc. etc. etc.

Desde que era muy chico el amor por las plantas, por las hortalizas, por el mundo vegetal en general estuvo presente en mis inquietudes y aficiones. Ya desde muy niño me gustaba germinar mis propias semillas. Así que tampoco es de extrañar que hoy en día siga con ese afán y que esté escribiendo artículos como el que ahora mismo estás leyendo.

Una de las plantas que más me gusta son las suculentas. Y son varios los motivos. Y es que: son fáciles de cultivar, fáciles de conseguir y reproducir, fáciles de tener si no se dispone de un gran espacio y hay un gran número para poder coleccionar e intercambiar.

Así que para conseguir una buena colección de este tipo de plantas lo primero que tenemos que tener en cuenta son las peculiaridades de su cultivo. Y en el siguiente punto os dejaré algunos apuntes sobre este aspecto. Una pequeña guía de cultivo que os ayudará para empezar vuestra colección.

¿Cómo cultivar suculentas?

Empezaremos por el riego. Lo primero que tienes que tener en cuenta es que son plantas que no necesitan un gran aporte de agua. Y es que una parte de la planta está adaptada para acumular una gran cantidad de este líquido y por lo tanto puede vivir sin necesidad de riego durante un gran período de tiempo.

No me atrevería a darte unas pautas sobre este aspecto. Aquí influyen muchos factores. Tipo de suelo, temperatura, exposición al sol, etc. Pero si sigues el blog, seguro que en alguna ocasión has leído que "menos es más" observa tus plantas y riega siempre que el sustrato esté totalmente seco. Algunas variedades incluso necesitan un período largo sin riego para favorecer su floración.

Otro aspecto que no tienes que pasar por alto es el drenaje del suelo. Si las cultivas en maceta tendrás que hacer un agujero a ésta para que el agua sobrante del riego salga. Y es muy importante, que si tienes plato debajo de tu maceta, no dejes que el agua sobrante permanezca en él. 

Necesitan una gran cantidad de luz. Esto no significa que a todas les guste el sol directo. Aquí tendrías que investigar un poco la procedencia de la variedad que estás cultivando. Sí podrían estar expuestas al sol directo de la mañana o de última hora de la tarde. Pero evita el sol de mediodía y así no tendrás ningún problema con posibles quemaduras.

Plántalas en un sustrato específico para este tipo de plantas. Podrás comprarlo en cualquier establecimiento especializado. Si no, también lo puedes hacer tu mismo con un sustrato universal mezclado con arena en un 40-60 respectivamente. Yo tengo algunos ejemplares en troncos o incluso sobre piedras sin casi tierra y están estupendas.

Y por último hablaremos de la temperatura y es que casi todos por no decir todos/as cultivamos plantas que no son propias de nuestra climatología. Así que tienes que tener un especial cuidado con las temperaturas bajas. Si vives en zonas donde en invierno se producen heladas. Tendrás que meterlas dentro de casa o proporcionarles abrigo para que no se congelen. Date cuenta que una gran parte de su composición es agua y esta se congela con temperaturas bajas y por lo tanto la planta acabará muriendo. 


¿Cómo conseguir una buena colección?

Pues este es el título del post y por lo tanto supongo que por lo que estás aquí. El apartado anterior es fundamental porque de poco vale tener un gran número de ejemplares si no lo mantenemos correctamente.

La forma más sencilla y económica de conseguir ejemplares nuevos es el intercambio y la reproducción mediante esqueje. También se pueden comprar semillas o conseguir semillas. Pero, aunque el proceso es muy gratificante, también es muy lento y no te lo recomiendo como fuente principal de incorporación de nuevos ejemplares a tu colección.

También se pueden comprar. Muchas se venden en recipientes de plástico pequeños y a muy buen precio y podría ser una interesante opción. Pero la mejor, y la más económica, que además te proporcionará un buen número de ejemplares, es el conseguir esquejes y reproducirlos tú mismo.

Y aquí sí que puedo echarte una mano con el siguiente vídeo.



Pues ahora ya sólo te queda buscar algún amigo/a que tenga ejemplares y empezar a pedirles esquejes. Y en muy poco tiempo tendrás una buena colección de suculentas.

Síguenos en Facebook  o suscríbete a nuestro canal en YouTube

Comentarios

  1. excelente informacion, muy completa, me gustan mucho las suculentas e buscado en muchas paginas y cada vez la informacion que consigo me sigue apasionando mas por ellas y sus cuidados pero sin duda mi favorita es la crasula perforada debajo les dejo un lik para que también disfruten de ella.
    http://plantasdejardin.com/crassula-perforata/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!!! Echaré un vistazo a esa página. Seguro que no me arrepentiré.

      Eliminar

Publicar un comentario

Deja tu comentario. Gracias.

Blog miembro de: