El hierro de la abuela para corregir la clorosis férrica

Cuando era niño veía cómo mi abuela echaba cosas de hierro en bidones con agua y después de algún tiempo regaba con ella las plantas y el limonero. Y no era ella sola, otros tiraban directamente en el suelo elementos de hierro para que se oxidasen y que después ese óxido de hierro sirviese de "alimento" a las plantas o a los árboles.

Sobre este tema se ha escrito mucho, se ha hablado todavía mucho más y son muchos los que hablan a favor y muchos también los que hablan en contra.

Yo sinceramente no puedo deciros si echarle clavos o piezas de hierro a vuestros cítricos, por poner un ejemplo, será la solución, pero lo que sí puedo deciros es que mi abuela no era tonta y sus plantas siempre lucían un bonito y espectacular color verde.

Seguro que si hoy pudiese preguntarle a ella, no lo hice en su momento, si sabía lo que es la clorosis férrica, yo tampoco lo sabía cuando podía preguntárselo, seguro que me diría "fala ben neno" que significa "habla bien niño" jajajaja. Pensaría que estaba diciendo alguna palabrota o sabe Dios qué. Pero sí sabía lo que tenía que hacer para cultivar una huerta sana y productiva.

Son muchos los trucos que utilizaban y muchas las soluciones alternativas que, entre unos y otros, buscaban para corregir diferentes afecciones o deficiencias en los cultivos cuyos nombres científicos no sabían pronunciar y poca falta que les hacía. También es verdad que en esos tiempos no era fácil encontrar, y sobre todo pagar, abonos o tratamientos fito-sanitarios para sus cultivos. Y si queréis que os diga la verdad, ese fue su gran éxito.

Qué es la clorosis férrica?
La clorosis férrica no es más que la falta de asimilación de hierro, un micro-elemento necesario para la formación de la clorofila, por parte de una planta o de un árbol.

¿Cómo saber que tenemos clorosis férrica? 
Visualmente es muy reconocible ya que una muestra evidente de que tenemos un problema de hierro es que las nuevas hojas nacen de un color amarillento permaneciendo los nervios de color verde. Otro síntoma que podemos apreciar a simple vista, aunque este es un poco más difícil, es que los nuevos brotes son más pequeños.

Si vais a utilizar algún abono comercial para corregir esta deficiencia tenéis que identificar bien el problema ya que se puede confundir con otras deficiencias de otros micro-elementos. Y es que no sólo se puede producir la clorosis por la falta de asimilación de hierro. También un desequilibrio en el aporte de ciertos abonos puede provocar un efecto similar.

El hierro suele estar presente en una cantidad más que considerable en el suelo de nuestros huertos, aunque no siempre en la forma necesaria para poder ser asimilado por los vegetas y las carencias de este suele producirse más, por una pobre asimilación por parte de las plantas que por la escasez del mismo.

También es frecuente que se produzca la clorosis férrica  cuando cultivamos plantas o árboles y el ph de nuestro suelo no es el apropiado para ese cultivo en concreto. En suelos alcalinos, por ejemplo, es más difícil que las plantas asimilen el hierro aunque el suelo sea rico en él. Una solución es bajar el ph y así facilitaremos su asimilación.

Tenemos que tener especial cuidado cuando tenemos suelos con poco drenaje o si vivimos en zonas con altas precipitaciones o abusamos de los riegos. Todo esto, bien por separado o en conjunto pueden producir un suelo compacto que dificulta, por parte de las raíces, la asimilación de hierro presente en el suelo. Por eso antes de buscar una solución en forma de abono identificar el problema y buscar una posible solución alternativa puede ser más fácil de lo que parece.

Pues esto es todo por hoy si queréis compartir vuestras experiencias sobre este tema podéis hacerlo dejando un comentario al final del post en la zona de comentarios. Será un placer intercambiar impresiones.

Aquí os dejo el vídeo en el que podéis ver cómo aportamos nosotros hierro a nuestros cítricos y no nos va nada mal. Y es que yo, sinceramente, sigo fiándome de lo que me decía mi abuela. Saludos.

Un último apunte y aunque lo comento el vídeo no quiero dejar de recalcarlo. No echéis a vuestro suelo clavos o virutas de hierro así como así. No es una buena idea aunque lo parezca ya que puede traer consecuencias para vuestra integridad física. Utilizar piezas de hierro de un tamaño considerable para evitar accidentes.




Síguenos en Facebook  o suscríbete a nuestro canal en YouTube



Fuente fotografía pincha aquí


Comentarios

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Blog miembro de: