Gracias, gracias y mil gracias !!!!!

Hace ya más de un año que decidí ponerme en serio con el blog. Lo que empezó siendo un simple soporte, para participar en foros y enseñar algunas de nuestras cosechas, acabó convirtiéndose en un motivo para difundir, de forma modesta, alguno de los conocimientos que tenía en el cultivo de hortalizas.

Procedo de una familia cuyos orígenes están vinculados al rural. Mis abuelos, tanto paternos como maternos, dedicaron sus vidas al campo, a la horticultura, y a la ganadería, y fueron ellos, mis abuelos maternos, sobre todo, los que me enseñaron a amar la naturaleza y a disfrutar plantando unas lechugas  y cuidarlas, para que después, lo que llegase a la mesa, fuese un producto resultado del cariño. O mi madre, que es una auténtica pasión lo que tiene por el mundo de las plantas y ya no tiene un rincón libre de su casa en el que no haya una maceta, la que influyó en que sea yo  ahora el que no puede estar sin algo verde cerca.


Ya desde pequeño tenía mis plantas de fresas en un rincón de la finca de mis abuelos y disfrutaba viendo a mi abuela Pura, mientras cavaba las malas hierbas que nacían entre sus zanahorias o lechugas y había que recordarle que era hora de ir a comer. Si no sabías donde estaba, sólo tenías que buscar entre sus hortalizas que seguro que la encontrabas enseguida.

En casa no se tiraba nada. Los restos de comida que quedaban en los platos, para las gallinas y los cerdos. Y lo que no se comían ellos, que era poca cosa, para la huerta que, como ella decía, lo que viene de la tierra a la tierra tiene que volver.

Después vinieron otros tiempos, la ciudad marcaba mi vida y la aldea no fue un punto de referencia. Pero por suerte eso pasó y volví con ganas y con mucha ilusión de recuperar sensaciones, de disfrutar como lo hacían mis abuelos o como lo hice yo mismo de niño.

Así empezó diario dun neno labrego tal y como lo conocéis ahora. Con las ganas de enseñar y recuperar tiempos no tan lejanos, cuando el reloj iba más lento y cuando trabajar en el campo no era una lucha constante, que no quiero decir que fuese fácil, pero era menos complicado.

Quería hacer un homenaje a los abuelos y abuelas, a los padres y madres, que trabajaron en el rural gallego y en el rural de otros lugares y que enseñaron a sus nietos y a sus hijos a disfrutar con la naturaleza y a respetarla porque lo que viene de la tierra vuelve a la tierra. Mostraros mi pasión por la huerta y porque cuando uno disfruta haciendo lo que le gusta, todo es más fácil.

Lo que empezó como algo pequeño, se está convirtiendo en algo más grande. Miles de visitas al blog y a al canal de youtube que ya tiene más de mil suscriptores, es un motivo más que suficiente para animarme a continuar y sobre todo para daros las gracias, porque sin vuestra ayuda, sin vuestro reconocimiento no sería posible.

Gracias !!!!!  Gracias !!!!! Gracias!!!!! y mil Gracias !!!!!

Y como no podría ser de otra forma, un vídeo en homenaje para todos vosotros y vosotras los/as otros/as nenos y nenas labregas.

Comentarios

  1. Gracias a ti que sirves de ayuda a los que nos estamos iniciando ahora en el mundo de la huerta.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Deja tu comentario. Gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Blog miembro de: