Romero, lavanda y salvia. Aromáticas en la huerta

Las aromáticas. Podríamos citar un número bastante grande de ellas y todas con sus cualidades y características diferenciadoras. Pero para empezar hablaremos, quizás, de las más conocidas y las más comunes en jardines y huertos. Son el romero, la lavanda y la salvia. Las tres pertenecen a la familia de las lamiáceas. Y sobre todo hablaremos de los beneficios, como no podría ser de otra manera, que éstas nos aportan en el cultivo de nuestras hortalizas en huertas o huertos urbanos así como en macetohuertos.

Empezamos por el romero:

Es un arbusto leñoso, de hojas perennes y pequeñas distribuidas de forma lineal. Las flores son de color azul violáceo, rosa o blanco y son muy aromáticas además de ser muy buenas como alimento para las abejas.

Suele preferir suelos secos y permeables pero se adapta perfectamente a cualquier tipo de suelo. Es una planta fácil de cultivar ya que no es muy exigente con los riegos. Se cultiva desde muy antiguo como planta ornamental. Siendo además una planta con multitud de aplicaciones terapéuticas y culinarias.

Entre las terapéuticas podemos destacar: que con el aceite esencial que se extrae de las hojas se puede preparar alcohol de romero que se utiliza para prevenir las úlceras y para tratar dolores reumáticos y lumbalgias.

Cómo planta culinaria: la podemos usar fresca o seca para aromatizar carnes o pescados así como para realizar aceites y vinagres.

Pero vayamos con lo que nos importa. Los beneficios del Romero en la huerta. En nuestra huerta la cultivamos principalmente por ser una planta melífera, ¿qué significa esto?, pues que las abejas al ver sus flores se abalanzan sobre ella para recoger su polen y así dar unas propiedades a nuestra miel muy pero que muy atractivas. Es por lo tanto una planta que atrae insectos como las abejas o los abejorros con los beneficios que con ello obtenernos al tratarse de insectos polinizadores.

También es un buen repelente de plagas como por ejemplo la palomilla de las coles o el escarabajo de las patatas.
La siguiente en la lista es la lavanda:

Es un pequeño arbusto, también de hojas perennes, largas y puntiagudas. Sus flores en forma de espiga de color morado destacan por ser muy aromáticas. Necesita sol directo para que florezca en su plenitud aunque también puede cultivarse en zonas menos soleadas siempre y cuando tenga luz abundante. Es una planta muy resistente a las heladas.

Se puede cultivar en cualquier suelo, aunque prefiere los suelos sueltos y con un buen drenaje, para evitar así los encharcamientos. Es una planta apropiada para zonas donde se produce  escasez de agua y se cultiva como planta ornamental e industrial. Siendo la industria de la perfumería su principal valedora.

En la huerta podemos destacar que:
Igual que el romero es una planta muy interesante por el aroma que desprende y por su poder de atracción de insectos beneficiosos. Entre los que podemos encontrar algunos que se alimentan de larvas de otros insectos que no lo son tanto. Es un repelente natural contra las hormigas por lo que si plantas algunos ejemplares alrededor del huerto es casi seguro éstas buscarán otro lugar menos incómodo.

El romero y la lavanda se suelen utilizar, junto con otros ingredientes, en la elaboración de insecticidas que se pueden aplicar contra la mayor parte de los insectos que no son beneficiosos para la huerta.

Y por último, pero no por ello menos importante la salvia:

Es un pequeño arbusto leñososo aunque también podemos encontrar hierbas anuales, bienales y perennes.  Hojas enteras dentadas o pinnadas. Las flores nacen en racimos y sol de color azul o rojo aunque también podemos encontrar alguna de color blanco y amarillo.

Salvia proviene de la palabra latina "salvare" que significar "curar" ya que esta planta tiene multitud de propiedades curativas. También podemos encontrarla en cocinas de todo el mundo.

Cómo planta culinaria se suele usar para aromatizar platos, sólo o mezclada con otros hierbas. La podemos encontrar en platos de pasta o de carne, como condimento .

Sus propiedades medicinales también son muy apreciadas. Ya que es buena para tratar problemas del aparato respiratorio. Nosotros por ejemplo la solemos usar para aliviar las molestas llagas de la boca.
¿Y que sabemos de sus propiedades plantada entre nuestras hortalizas?.

Pues que si la plantamos cerca de nuestro bancal de zanahorias no tendremos demasiados problemas con la mosca de la zanahoria o si la situamos cerca de las coles las polillas buscarán otro huerto en el que provocar problemas. Cerca de ella no será habitual ver babosas.

Plántala cerca pero nunca entre tus hortalizas. Y si la combinas con el romero más que mejor.
Supongo que después de haber leído este post te están entrando ganas de tener tus propias plantas. Pues no te preocupes porque además de una forma muy sencilla puedes conseguir tus propios ejemplares. Sólo tienes que buscar un amigo/a que tenga un ejemplar de cualquiera de las tres y ver este vídeo.

Y que os parece si además de lo que os acabo de contar y ver el vídeo queréis sacar más partido a estas tres maravillas aromáticas. Pues también tenemos solución para eso. Aquí os dejo tres recetas que seguro harán las delicias de todos vuestros invitados.


Empecemos por una estupenda receta de nuestra amiga Dolorrs de Lleida y su blog "blog de cuina de la Dolorss". Ella nos hace la boca agua con un plato de conejo marinado consalvia.

La verdad es que si está de bueno como aparenta en la fotografía. No estará dentro de las buenas normas a la mesa pero si alguien se resiste a chuparse los dedos es que o tiene envidia o nos se ha lavado las manos antes. En esto es como todo buena mano, saber hacer y productos de calidad.

Y con el romero un plato especial para vegetarianos que nos preparan Marisela y Pablo, una pareja de curiosos grastronómicos, locos por la cocina.  Porque la pareja que cocina unida permanece unida. En su blog "Y ahora que cocino" podemos encontrar recetas tan interesantes como la que os muestro a continuación. Ellos nos traen un hojaldre de patatas con queso y romero. Un plato especial para vegetarianos que no sólo de carne vive el hombre y la mujer.

Y ahora le toca el turno a la lavanda, porque no podíamos dejarla de lado y olvidarnos que en la cocina también tiene su sitio. Con sus flores secas podemos aromatizar todo tipo de guisos y postres como gallegas o pasteles. También puedes incorporar algunas hojas a la masa de un pan casero y le darás un toque distinto. Pero su principal función la podemos encontrar en la elaboración de aceites esenciales. También se utiliza en la elaboración de jabones

Si te gusta la huerta o tienes un pequeño huerto urbano no te pierdas nuestros vídeos en YouTube o también puedes seguirnos en facebook.






Te puede interesar:

Comentarios

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Blog miembro de: